CÓMO RECUPERAR UN LIENZO VIEJO

Esto es un pequeño fragmento de la ENCICLOPEDIA DEL ÓLEO. Si te gustaría conocer en detalle este extenso curso haz click en el siguiente enlace:

👉 https://enseñable.com/producto/enciclopedia-del-oleo


En este artículo te voy a enseñar cómo recuperar un lienzo viejo.

Puede ser un cuadro que tengas guardado o que lo hayas utilizado alguna vez para realizar pruebas.

Lo podemos recuperar para hacer una nueva obra.

Primero que nada, como es una obra que ya está pintada, seguramente tiene una que otra textura, porosidad o rugosidad.

Lo primero que vamos a hacer es tomar una lija de grano fino y la vamos a envolver con una madera o taquito para poder lijar con una superficie bien plana.

En este caso estoy utilizando una lija numero 150. Con esta voy a hacer la primera pasada.

Vamos a empezar a lijar y quitar toda esa porosidad que tiene la obra vieja. Lo ideal es hacer el lijado en forma de rulo.

Lo que no recomiendo es hacerlo de forma horizontal y vertical porque eso es justamente lo que puede arruinar el lienzo.

Procuremos que la lija y el lienzo estén secos. Si vas a hacer una obra que va a requerir de mucha textura, no es necesario que dejes perfectamente liso el lienzo viejo.

Vamos tocando y comprobando donde nos falta seguir lijando.

Ahora vamos a sacar todo el polvo que está quedando. Puede ser con un pincel o con un trapo húmedo. Quitamos todo el polvo hasta que quede la superficie bien suave. Cuando le pasemos un trapo no tiene que quedar polvo impregnado.

Nos aseguramos que esté completamente liso y limpio.

Ahora vamos a pasarle una lija más fina, en este caso una 280. Hacemos el mismo procedimiento.

Limpiamos nuevamente la superficie. Como es una lija más fina no levanta tanto polvillo.

Ya estaría listo para pasar al último paso.

Vamos a realizar nuevamente la imprimación con gesso acrílico. Lo hacemos de arriba hacia abajo, y de izquierda a derecha.

Pueden hacer así o completar toda la mano de la superficie en forma vertical y luego en horizontal.

Como este lienzo ya absorbió bastante en su antigua imprimación, no hace falta que haga las 3 o 4 capas, con que hagas 2 como para que ya no se vea nada de lo que hay abajo, que no se refleje nada, ya es suficiente.

Ahora tenemos la superficie completamente pintada, vamos a esperar a que seque y le damos una mano más.

Ahora le vamos a dar una pasada de lija fina para dejar la superficie bien lisa, siempre en forma de círculo.

Vamos tocando hasta lograr el resultado que buscamos. Sacamos las impurezas que quedaron de la pintura.

Limpiamos con el trapo.

Una capa, la lijamos, otra capa, la lijamos… y ya vas a tener el lienzo como nuevo para comenzar tu obra.

Es bastante sencillo, solo requiere paciencia, mas de todo en la parte del lijado hasta ver que quede bien lisa la superficie y de no rozar las fibras, porque por ahí si nos queremos apurar mucho y agarramos una lija de una grano muy grueso y empezamos a lijar rápido, vamos a llegar a muy rápido a la tela del lienzo y la vamos a terminar arruinando.

Tomate tu tiempo, no porque tengas un lienzo viejo quiere decir que ya está todo solucionado, sino que vas a tener que hacerle su trabajo de recuperación.

Espero que este artículo te sea de utilidad.


👇 REGALO 👇

Si quieres descargar nuestra GUÍA GRATUITA para pintar TU PRIMERA OBRA al Óleo solo haz click en el siguiente enlace:

👉 https://bit.ly/2SF2Lcb

Esto es un pequeño fragmento de la ENCICLOPEDIA DEL ÓLEO. Si te gustaría conocer en detalle este extenso curso haz click en el siguiente enlace:

👉 https://enseñable.com/producto/enciclopedia-del-oleo

También te invitamos a seguir nuestras redes:

INSTAGRAMhttps://bit.ly/3g24z8s

FACEBOOKhttps://bit.ly/3eFKjci

YOUTUBE: https://bit.ly/3g4J4E6

Dejá una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.